Calonge
El municipio de Calonge, también conocido con el apodo de "Sa Bardissa" ("El zarzal"), está formado por un anfiteatro de montañas (Les Gavarres) y una llanura limitada por la costa. Tiene dos núcleos, Calonge, más al interior, y St. Antoni de Calonge, en la costa. Pertenece a la comarca del Baix Empordà, en la provincia de Girona, en medio de la Costa Brava catalana.

Mi estación meteorológica está ubicada en la latitud y longitud que podéis ver en la siguiente tabla (donde hay un enlace a un convertidor de datos UTM a grados, minutos y segundos, y viceversa):

Coordenadas geográficas Longitud: 3º 4' 40'' E UTM x: 506.451
Latitud: 41º 51' 35'' N UTM y: 4.634.276



Calonge tiene una extensión de 33.55 km2 y un perímetro de unos 60 km., limitando al SW con el municipio de Castell-Platja d'Aro, al W con Sta. Cristina de Aro, al NW con el término de Cruïlles, Monells y Sant Sadurní de l'Heura , al N en Forallac (Fonteta - Peratallada - Vulpellac), al E con el antiguo municipio de Vilaromà y Palamós, y al S-SE con el núcleo de St. Antoni de Calonge y con la mar Mediterránea.


El punto más elevado del municipio es el Puig Cargol que se eleva hasta los 359 msnm.


Hay un puñado de regueras-acequias y rieras, siendo las más importantes la Riera de S'Orinella, que se une con la de la Ganga, y la Riera del Folc que se unen en la zona de la urbanización Río de Oro, formando la Riera de Rifred. Estas bajan del sector Norte. Del sector Oeste, baja la Riera de Cabanyes (o Riera de Molins) que se junta con la de Rifred a pocos metros de dónde se encuentra el observatorio, dando paso a la Riera de Calonge que recibirá una última incorporación de la Riera del Tinar a la entrada del pueblo. Ya sólo queda llegar, prácticamente en línea recta, a la desembocadura situada entre St. Antoni y la Torre Valentina. También a destacar el Rec (Acequia) Madral, prácticamente seca siempre, pero responsable, muchos veces, de inundaciones en el Pla (llanura) y del núcleo de St. Antoni.


(Foto: Toni Illa)





El paisaje de Calonge

Calonge era un pueblo mayoritariamente agrícola, buena muestra son los "masos" (granjas) en activo que todavía quedan. Los sembrados y huertas comparten tierras con el cultivo de árboles frutales, como limoneros, naranjos, nísperos, albaricoqueros, cerezos, ciruelos, higueras, manzanos, melocotoneros, perales,.... y los olivos. Aunque muchos de estos terrenos van desapareciendo para dar lugar a nuevas viviendas.

En los huertos calongenses y en los tiestos de las azoteas es muy corriente encontrar hierbas aromáticas y medicinales, como la ruda, el poleo, el romero o tomillo. Hoy en día, el cultivo más conocido, abundante y explotado (a la vez más antiguo) es la viña (variedades de garnacha, cariñena, malvasía, xarel·lo) que ocupa gran parte de la llanura y de las pendientes de les Gavarres. La causa: la denominación de origen del vino de Calonge, un nuevo mercado que se ha abierto a los payeses que todavía viven de los productos de la tierra.

(Foto: Toni Illa)


Nuestros bosques están muy poblados de pinos, alcornoques, encinas, robles y algarrobos. Y si bajamos la vista, vemos un fondo repleto de arbustos como el brezo, madroño, retamas, aliagas. Y a orillas de las rieras encontramos salces, chopos y árboles blancos, entre cañas y algún platanero.

La fauna es muy variada y abundante. Desde el jabalí, tejón, zorro, ardilla y conejo, a una gran variedad de serpientes y lagartijas, ranas y sapos, insectos, gusanos y arácnidos. Y si miramos al cielo o por encima de los árboles, es fácil ver u oír a la miloca, paloma torcaz, perdiz, urraca, búho, gorrión y alguna gaviota.

Y respecto al clima, solemos tener una buena temperatura ambiental, con una pluviometría alrededor de los 640 mm el año (media últimos 10 años), con una humedad regulada por la proximidad de la mar y de las montañas de Les Gavarres.